Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los efectos del gas radón en casa son altamente preocupantes, ya que es el segundo causante del cáncer de pulmón en España, tras el tabaco. 

Es invisible, no huele y sus consecuencias se hacen notar a largo plazo. Es un enemigo silencioso que se acumula en sótanos y garajes de una parte de España sin que sus inquilinos sean conscientes, pero los efectos del gas radón en casa pueden llegar a ser mortales, ya que su índice de contaminación es altamente perjudicial para nuestra salud. Las zonas de mayor concentración de gas radón en España se corresponden con las que se asientan sobre suelos graníticos, y estos lugares son, sobre todo : Madrid, Galicia, el oeste de Castilla y León y Extremadura.

De las fuentes naturales como las rocas, el sol o el suelo es de donde los seres humanos recibimos parte de la radiación anual ( 69%), mientras que el resto (31%) lo recibimos de  fuentes artificiales como pueden ser los monitores de ordenador o los rayos X. De entre las fuentes naturales, la fuente de mayor radiación es el gas radón. Lo que hace este elemento es emitir partículas alfa, que impactan de forma continua contra el epitelio pulmonar y multiplican el riesgo de sufrir cáncer.

Efectos del gas radón en casa

Efectos del gas radón en casa

¿Cómo se produce este gas y cómo llega hasta nosotros?

Cuándo el uranio se desintegra da como resultado el radio, que se queda también en el suelo pero se desintegra en forma de gas radón y asciende a la superficie. Este gas es radiactivo y se desintegra en los llamados “hijos del radón”, que vuelven a ser sólidos, se pegan a las partículas de polvo que hay en el aire y terminan acumulándose en los pulmones. 

Se encuentra en aguas de montaña no depuradas, el suelo de las zonas graníticas, en materiales de construcción, por ejemplo, pero también otro foco puede ser la encimera de la cocina, como una de granito, que puede contener trazas de elementos radiactivos que en altas concentraciones son muy peligrosos.

La UE, a partir de 2018 obligará a España a tomar medidas para enmendar el problema que obligará a realizar mediciones en lugares de trabajo ubicados en áreas de riesgo y mitigar la concentración de radón. Los países miembros deberán también introducir requisitos  en los códigos de edificación que eviten la entrada de este gas en las casas de nueva construcción y “fomentarán” su reducción en las casas ya existentes.

Si quiere obtener más información sobre este tema y otros relacionados con la construcción, rehabilitación y eficiencia energética, suscríbase a nuestro blog  y estará al tanto de las últimas novedades en estas materias.

 

El sitio Web www.etresconsultores.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Sin las cookies, este sitio web podría no funcionar correctamente. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede encontrar más información en nuestra política de cookies o cambiar la configuración en configuración

ACEPTAR
Aviso de cookies